Detectores de metales

Detectores de oro, ¿en qué se diferencian de los detectores de metales?

Detectores de oro

La búsqueda de oro es uno de los hobbies preferidos de los expertos en la detección de metales. Pero, sin embargo, existen algunas diferencias entre los aparatos diseñados para la detección de metales en general y los especialmente diseñados para la búsqueda de oro natural.

Características de un detector de oro natural

Lo cierto es que las características del oro lo colocan muy cerca de otros tipos de metales en la escala de metales. Sin embargo, los detectores de oro son capaces de ignorar otros elementos, y centrarse simplemente en el oro y los metales relacionados.

Los detectores de oro están diseñados para ofrecer un alto nivel de sensibilidad a ciertos valores de referencia. Además, estos operan con consistencia frente a los altos niveles de minerales que pueden aparecer, como anomalías en la composición del suelo, al tiempo que conservan las especificaciones de profundidad y potencia.

La mayor característica de los detectores de oro es su capacidad de ignorar otros elementos y centrarse únicamente en el oro y los metales relacionados.

Esto, sin embargo, requiere la tecnología e ingeniería más avanzada, además de una gran experiencia, no solo en el dispositivo en sí, sino en todos sus componentes.

Todos los detalles que forman parte del diseño de un dispositivo detector de metales, desde las bobinas, los cables y hasta el software, han sido diseñados para la detección específica de oro.

¿En qué se diferencia un detector de oro de otros detectores?

Los detectores de oro suelen estar diseñados y construidos para operar en terrenos rocosos y ricos en minerales, donde se suele encontrar naturalmente el oro.

Su diferencia con respecto a otros detectores es precisamente su capacidad de identificar el oro en ese tipo de terrenos, donde otros detectores pueden ser engañados debido a la interferencia.

Los detectores de oro, suelen tener mucha más sensibilidad en comparación con otros detectores. Por ejemplo, se pueden encontrar cantidades pequeñas de pepitas de oro junto a rocas ricas en minerales, debajo de estas, e incluso unidas a dichas rocas.

En definitiva, un detector estándar puede tener en cuenta las estructuras ricas en minerales, pero no operar de manera eficiente en tales terrenos. Sin embargo, los detectores de oro natural están diseñados desde cero para este tipo de localidades.

Si quieres más información sobre detectores de metales, en Orcrom Detectors podemos informarte sobre ello, así como recomendarte los mejores detectores específicamente diseñados para la búsqueda de oro que están en el mercado.

Deja una respuesta